Campisa ha desarrollado una gama completa de soluciones para la gestión de puntos de carga para productos secos, refrigerados y congelados.

Temperaturas y puntos de carga

Para productos secos, los puntos de carga no tienen problemas derivados del embalaje de los productos.

El término “productos secos” generalmente se refiere a productos alimenticios que no se deterioran a temperatura ambiente. Esta categoría se aplica a todos los productos industriales que no requieren condiciones especiales. Por lo tanto los muelles de carga para productos secos siguen las pautas generales.

Los puntos de carga para productos refrigerados operan a temperaturas entre 0 y + 5°C.
Los puntos de carga para productos congelados operan a temperaturas de hasta –45°C.

Los problemas de nivel “fresco” y “frío” deben reunirse, ya que ambos manejan alimentos perecederos y se relacionan con el delta entre la temperatura interior de la planta y las temperaturas ambientales externas.

CÓMO FUNCIONAN LOS MUELLES DE CARGA EMPOTRADOS PARA ALMACENAMIENTOS FRÍOS

EL DELTA ENTRE LA TEMPERATURA INTERNA Y EXTERNA

Para entender mejor la importancia del delta temperatura, aquí hay algunos ejemplos:

  • Frescos con temperatura interna de +5°C y temperatura externa de +35°C = delta de 40°C.
  • Fríos con temperatura interna de -15°C y temperatura externa de 10°C = delta de 25°C.
  • Fríos con temperatura interna de -25°C y temperatura externa de 35°C = delta de 60°C.

A partir de estas cifras, entendemos la importancia de tener siempre en cuenta las temperaturas externas máximas en verano y en invierno (no los promedios), poniéndolas en relación con las temperaturas internas que son constantes (en todo caso, una solución que tenga el mejor aislamiento posible es siempre una fuente de ahorro de energía).

La implementación de los muelles de carga Campisa de “ahorro de energía” incluyen un “muelle de carga empotrado”, que incluye una plataforma de carga de 2500mm con un labio telescópico de 1000mm, construida en un foso de 3000mm de longitud. Esto significa que en la posición de reposo, la plataforma permanece retraída de 500 mm en comparación con el borde del muelle.
Los fosos prefabricados aseguran la ejecución perfecta de los fosos retraídos. La puerta seccional se cierra frente al muelle de carga con la plataforma de carga en el interior.
Si el foso para la plataforma de carga tiene debajo el alojamiento para la trampilla elevadora del vehículo, se instalará un panel sándwich aislante entre el foso de la plataforma y el foso de la trampilla.
La puerta seccional tendrá 40 mm de espesor para productos refrigerados y 80 mm para productos congelados. Obviamente, también será apropiado usar el espesor de 80 mm para productos refrigerados con un delta significativo. Es importante tener siempre en cuenta que una de las causas del aumento en el delta proviene del color oscuro de la puerta y, por este motivo, siempre se recomienda el blanco RAL 9002.

Campisa recomienda el sistema de elevación hidráulico FIDELITY para el sellado perimetral perfecto y el sellado inferior en particular (comprobado por numerosas pruebas termográficas), en comparación con las puertas seccionales equilibradas estándar que con resortes cargados un poco más de lo necesario, mantienen la puerta cerrada elevada hasta 5–10cm.

Descubra la puerta seccional Fidelity

EL PAPEL DE LOS MUELLES DE ABRIGO

Los muelles de abrigo desempeñan un papel extremadamente importante, ya que para los productos secos existen los de tipo retráctil, mientras que para los productos refrigerados y congelados existen los de tipo con cojín, con un cojín superior de altura ajustable, si es necesario. El muelle con cojín es el único muelle que garantiza el aislamiento de los espacios entre las dos puertas traseras abiertas y los lados del camión.

Descubra los muelles de carga